Los protagonistas de una nueva calidad de vida en la zona del golfo de Fonseca, se reunieron en la zona de Padre Ramos para evaluar los resultados obtenidos con el uso de las alternativas productivas con bajo impacto ambiental en el año 2016. 

 

De igual manera discutieron las nuevas propuestas encaminadas para ampliar el uso de las mismas en sus respectivas Comunidades y en otras que pretenden incorporarse a este modelo productivo en el año 2017; Cabe señalar que 1,234 familias se dedican a la extracción de conchas negras en las zonas costeras del Golfo de Fonseca, más del 60% está representada por mujeres y la mayoría jefas de familia, de muy escasos recursos económicos.

Aleyda del Socorro Pérez, habitante de la Comunidad “La Bayona”, Presidenta de la Cooperativa de pescadores y concheros “Marcelino Méndez”, destaca los éxitos y logros obtenidos con estas alternativas que no destruyen el medio ambiente.

“Ya tenemos varios años de estar trabajando con estas técnicas amigables con el medio ambiente, hay resultados productivos y económicos que lo vemos en nuestros hogares con una mejor vida, hemos tenido mucho apoyo de LIDER y el gobierno para mejorar hasta nuestro nivel educativo, nada ha sido a lo loco o improvisado, hemos aprendido a ser más disciplinadas y responsables para la producción, todo ha llevado sus tiempos y estamos contentas por eso”, enfatizó Pérez.

Este tipo de experiencias han hecho que el gobierno de Nicaragua haya depositado un voto de confianza y entregado a 8 cooperativas de hombres y mujeres organizadas con permisos de zoo criaderos, para el manejo comunitario de bosque de mangle así como la licencia para comercializar más de 16,000 docenas mensuales, siempre y cuando cumplan lo estipulado por las leyes del gobierno de Nicaragua.

Con el apoyo de Fundación LIDER, UNAN – León, CITMA – Cuba, INPESCA  y MARENA hemos logrado  delimitar más de 50 hectáreas de bosque de mangle que se encuentran en manos de las cooperativas de hombres y mujeres quienes conservan, reforestan y aprovechan de forma sostenible, para el bienestar de sus familias y para la conservación del recurso.

“La base de todo esto que hoy tenemos, es que nos organizamos, ese fue el primer reto, hacer que nuestros hermanos se sumaran a un proyecto donde trabaríamos protegiendo a la naturaleza, queríamos mejorar, vivir mejor, y eso hoy es una realidad. Si nosotros mejoramos, por que otras comunidades no pueden hacerlo? Esto es de buena voluntad y compromiso, paciencia y mucha responsabilidad, cuidamos las conchas y también nuestras jaulas flotantes con el pargo lunarejo, así como también lo han hecho desde un buen tiempo los hermanos de “La Bayona”, nos vamos convirtiendo en ejemplo para todos los demás, gracias a estas alternativas productivas”, refirió Don Florencio Lopez Canales, representante legal de la Cooperativa de Concheros y Pescadores “, ubicada en la Comunidad de Kilakita. 

A este esfuerzo se han sumado: Fondo Canadá para Iniciativas Locales, Helvetas – Guatemala, y Agencia Española, quienes están apoyando a familias de concheros artesanales para lograr por vez primera en Nicaragua, la depuración de las conchas, y dar valor agregado a este producto, logrando de esta forma mejorar la calidad y su precios y por ende los ingresos de las familias concheros.

Todo esto es parte de la estrategia del gobierno de Nicaragua, para lograr que las familias de pescadores y concheros artesanales tengan opciones para la adaptación ante el acelerado cambio climático y lograr que las mujeres sean protagonistas de su propio proceso de desarrollo.

e-max.it: your social media marketing partner