Este martes las autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), se reunieron con Nobuo Furukawa, Coordinador del Centro de Alertas de Tsunamis de América Central (Catac), y con Yu Kumagai, experto de la Agencia de Cooperación internacional del Japón (JICA), quien trabajará en el manejo del proyecto por los próximos dos años.

Catac es un proyecto financiado por el Japón.

Furukawa aseguró que Nicaragua ha estado trabajando muy bien el tema de las alertas, de tal manera que con Catac la idea es mejorar el sistema y hacerlo más efectivo al momento de que ocurra un gran terremoto en Centroamérica.

Por su parte, Kamagai señaló que Japón cuenta con mucha experiencia en el estudio de tsunamis por lo que el proyecto busca fortalecer y mejorar la alerta temprana ante estos fenómenos.

De acuerdo al doctor Wilfried Strauch, asesor científico del Ineter, la cooperación con el Japón es de vital importancia para el proyecto.

“Nos van a ayudar con especialistas y también con dinero. Necesitamos equipos, necesitamos programas y cómputos, y muchas de esas cosas Nicaragua no las podía comprar así nomás, porque son muy caras”, subrayó.

El plan de cooperación a través del proyecto Catac es por tres años.

En este sentido, Strauch subrayó que a través del proyecto Nicaragua y Centroamérica verán fortalecidas sus capacidades en materia de tecnología y transferencia de conocimientos.

Manifestó que Nicaragua cuenta con un sistema muy sencillo, que si bien funciona eficientemente a nivel de país, no tiene la misma efectividad a nivel regional.

Gracias al proyecto Nicaragua espera adquirir nuevas estaciones sísmicas, equipos de cómputos y visualización para la central de monitoreo, y programas para el modelaje numérico de tsunamis.

e-max.it: your social media marketing partner