• Simple Item 1
  • 1

Acto de Ascenso en Grados Militares y entrega de Memoria Anual del Ejército de Nicaragua. 11 de Mayo del 2017:

Acto de Ascenso en Grados Militares y entrega de Memoria Anual del Ejército de Nicaragua. 11 de Mayo del 2017:

Compañera Rosario, Vicepresidenta de Nicaragua
da Lectura al Acuerdo Presidencial para
Ascenso en Grados Militares de Mayor General

Buenas tardes a [email protected] Vamos a dar Lectura al Acuerdo Presidencial, mediante el cual el Presidente de la República impone Ascenso en Grados al General Bayardo Ramón Rodríguez Ruiz, y al General Marvin Elías Corrales Rodríguez. Dice así:

“El Presidente de la República de Nicaragua,

Considerando:

Que el Presidente de la República es Jefe de Estado, Jefe de Gobierno, y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua, de conformidad con el Artículo 144 de la Constitución Política de la República de Nicaragua, siendo una de sus atribuciones aprobar y otorgar los Grados Militares de General o equivalente a propuesta del Consejo Militar del Ejército de Nicaragua, de acuerdo a los Artículos 6, Numeral 7 y 13, Numeral 2, de la Ley Número 181, Código de Organización, Jurisdicción y Previsión Social Militar.

Que el Consejo Militar del Ejército de Nicaragua propuso al Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua otorgar el Grado Militar de Mayor General a los Generales de Brigada, Bayardo Ramón Rodríguez Ruiz, Jefe del Estado Mayor General, y Marvin Elías Corrales Rodríguez, Inspector General.

En uso de las Facultades que le confiere la Constitución Política y la Ley Número 181, Código de Organización, Jurisdicción y Previsión Social Militar.

Acuerda:

Artículo 1: Ascender al Grado Militar de Mayor General a los Generales de Brigada,

Bayardo Ramón Rodríguez Ruiz, Jefe del Estado Mayor General, y Marvin Elías Corrales Rodríguez, Inspector General.

Artículo 2: El Presente Acuerdo surte efecto a partir de esta fecha, publíquese en La Gaceta, Diario Oficial.

Dado en Managua, Casa de Gobierno, a los 11 días del mes de Mayo del Año 2017.

Muchas gracias, Compañ[email protected]

Palabras del General Julio César Avilés
Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua

Queremos agradecer la oportunidad que nos da para hacer entrega de la Memoria Anual de Labores del Año 2016. En este Documento se expresan grandes esfuerzos que hace nuestra Institución para servir a la Patria, todo siempre con alto Espíritu de Patriotismo, de Solidaridad.

Aquí están reflejadas nuestras Misiones en función de la Defensa y la Integridad del Territorio, nuestros esfuerzos por resguardar nuestras Fronteras Terrestres, nuestros Espacios de Mar, nuestro Espacio Aéreo, nuestros Litorales.

Están planteados también aquí, aspectos relevantes para contribuir a los altos niveles de Seguridad que tiene nuestro Pueblo, la Seguridad que goza, la Tranquilidad, la Paz, elementos tan necesarios para el Desarrollo Nacional.

La Seguridad de nuestro País es altamente valorada por diferentes Instituciones Armadas Hermanas, diferentes Organismos, diferentes Instancias a Nivel Internacional.
Nuestro Compromiso es siempre tratar de que Nicaragua sea lo más seguro posible, cumpliendo las Instrucciones en el Marco de la Ley de Seguridad Soberana, porque la Seguridad es un Bien que nos pertenece a [email protected], nos beneficia por igual. Y más allá de las responsabilidades que nosotros tenemos como Institución junto a otras Instituciones Hermanas, también nuestro Pueblo comprende de manera muy significativa el Valor de la Seguridad que tenemos.

Aquí están recogidos los Aportes que hacemos día a día, todos los días en nuestro País, así como Tareas importantes: Tareas de Apoyo a la Población, las Tareas de Defensa Civil integrando parte del Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres. Y también está la Modernización y Desarrollo que vamos avanzando con una Visión de mediano y largo plazo; que agradecemos mucho el Apoyo que nos da siempre para avanzar en esta Línea Estratégica Institucional, siempre pensando en el Beneficio y el Bienestar de nuestro Pueblo.

Nosotros agradecemos al Pueblo nicaragüense, porque aporta con sus [email protected] a esta Institución que le pertenece.

Queremos aprovechar para agradecerle a Usted, en nombre de [email protected] los que integramos el Ejército de Nicaragua, por el firme respaldo que siempre nos ha brindado, no solamente desde las Capacidades de Nación, sino también del apoyo que Usted nos da en las gestiones que hacemos con otras Instituciones Hermanas, con otros Países Hermanos. Y por supuesto, agradecerle también a Usted, Compañera Vicepresidenta Rosario, por el apoyo que nos brinda.

Tenga, pues, en nombre de todos los que integramos el Ejército de Nicaragua, Presidente, esta Memoria Anual de Labores de nuestra Institución.

Palabras de Daniel

¡La Memoria Anual del Año 2016! Bueno, el General ha hecho un Resumen de Resumen; pero la verdad es que ya sabemos que esta Memoria, a la vez, es un Resumen de todas las Actividades que despliega este Ejército del Pueblo, este Ejército de la Patria, este Ejército de Nicaragua.

El Ejército de Diriangén aquí está; de Andrés Castro, de José Dolores Estrada, de Zeledón, de Sandino, de Carlos, ¡aquí está! Ha crecido después de guerras, dolor, sacrificio, hasta que la Nación alcanzó finalmente la Paz.

Y el Ejército, como un Baluarte determinante, primero, para defender la Patria, la Nación, en todos los Tiempos, en todos los Momentos, y luego, con ese cumplimiento del Deber crear las condiciones para que se alcanzara la Paz. O sea, sin el esfuerzo del Ejército no hubiese sido posible alcanzar la Paz que alcanzamos, finalmente, dando los primeros pasos en Sapoá, aquellos Acuerdos de Paz.

Pero gracias a Dios vivimos Tiempos de Paz, y sabemos cuáles son los retos que tenemos como Nación, retos para seguir defendiendo la Soberanía y la Integridad de Nicaragua, ya no tanto, diríamos, de lo que eran las guerras regionales que se libraron después, y aun poco antes y después de la Independencia de Centro-américa, sino para defender la Soberanía de la Patria en estos Nuevos Tiempos.

Cuando, incluso, temas que han sido motivos de guerra en todo el Planeta, los temas fronterizos de orden limítrofe, aquí hemos aprendido a resolverlos por la vía de la Ley, acudiendo a la Corte Mundial establecida después de esa terrible Segunda Guerra Mundial. Con el surgimiento de Naciones Unidas vino después la Corte Internacional de Justicia de La Haya.
O sea, no es el Camino de la confrontación, sino que es el Camino de la Ley, que marca la Ley, que marca el Orden Internacional, definido por Naciones Unidas. Y hemos acudido a la Corte en muchas ocasiones, y hemos obtenido grandes Victorias, también hemos tenido algunos reveses, y siempre hemos cumplido con lo que manda la Corte.

Por eso les decía que, cuando hablamos de Soberanía en estos Nuevos Tiempos, estamos hablando de esas nuevas epidemias que han surgido en el Planeta entero, como es el Narcotráfico, el Crimen Organizado, el Terrorismo. ¡Y qué difícil es dar esa Batalla! Yo diría que es mucho más complicado que dar una Batalla en un marco estrictamente convencional; porque el Narcotráfico, el Crimen Organizado, y el Terrorismo, tienen modalidades cada vez más difíciles de enfrentar.

Y difícil de enfrentar no por nosotros, porque con nuestro esfuerzo logramos mantener aquí un Oasis de Estabilidad, de Seguridad, en la Región y en el Mundo contribuimos, sino para las Potencias, para las Potencias que tienen el Poder Militar más grande en el Planeta, que tienen los mayores y mejores Recursos de Inteligencia, de Seguridad, que tienen la más avanzada Tecnología de Punta que se pudiese haber imaginado la Especie Humana que se iba a llegar a desarrollar, vemos cómo donde han tratado de encontrar soluciones por la vía de la guerra, lo que han hecho es multiplicar el Terrorismo.

Bueno, y nosotros los acompañamos lógicamente en esa Batalla, estamos comprometidos en esa Batalla... Acompañamos a todas las Naciones del Planeta; coordinamos esfuerzos con todos los Países. Ahí no pueden haber diferencias ni Políticas, ni Ideológicas; se trata de un asunto de Sobrevivencia y Seguridad para los Pueblos del Mundo.

Luego también las labores que yo destacaría, y que se destacan siempre en esta Memoria, que tienen que ver con las labores de carácter humanitario. Ahí donde está la Familia nicaragüense pasando graves dificultades por golpes de la Naturaleza, ahí está la mano del Ejército; es decir, la mano del Estado nicaragüense, la mano misma del Pueblo, a través del Ejército, llegando al Pueblo.

Y esta presencia se da no solamente cuando vienen Huracanes, o nos ataca un terremoto, sino también cuando se produce un incendio. Tengo vivo en la Memoria, en estos Nuevos Tiempos de Paz, aquella madrugada en el Mercado Oriental, llegamos allí en la madrugada... ¡el incendio! ¿Y quiénes estaban allí? Estaba el Destacamento del Ejército, ayudándoles a los Bomberos a combatir. Y la Policía guardando el orden. Y los Compañeros del Ejército también ayudándoles a los Comerciantes a rescatar la mercadería que se podía rescatar en medio del siniestro.

Acompañando a los Productores, donde está esa Fuerza Económica de nuestro País, la Agricultura, la Ganadería; acompañándolos para darles Seguridad. En sus labores cotidianas ahí está siempre el Ejército.

En las Labores de Búsqueda y Rescate cuando nuestros Pescadores, ya sea en el Mar Caribe, o en el Pacífico, se pierden; pasan días, pasan semanas, y la búsqueda, la búsqueda, hasta el rescate. En la mayoría de las ocasiones se logra el rescate; en algunas ocasiones, la fatalidad.

¡Cuántas Obras...! Aquí estoy viendo las fotos, limpiando la Laguna, no solamente la Laguna de Tiscapa, sino cuántas Lagunas. Acompañando la Defensa de los Bosques, que es defender a la Madre Tierra; incluso, habiéndose creado esa Brigada, ese Cuerpo Especial, ese Componente Especial, dirigido a cuidar y proteger nuestras Reservas Naturales, ahí también está el Ejército.

[email protected] [email protected] nicaragüenses, queridas Familias nicaragüenses, aquí está, como diríamos en Tiempos del General Sandino, el Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, su Consejo Militar, y los Familiares de los Compañeros de nuestros Mandos del Ejército; la Compañera Rosario; la Compañera Ministra de Defensa. Y qué mejor momento que este que nos están haciendo entrega de esta Memoria para entregar los Grados a dos Hermanos, los dos Compañeros Generales que asumen un Grado Superior, en tanto asumen una Responsabilidad Superior también en el Ejército.
Bueno, ya han escuchado el Decreto, los Compañeros desde el momento en que leímos este Decreto, de Generales de Brigada han pasado a ser Mayores Generales. Los Mayores Generales Bayardo Ramón Rodríguez Ruiz, querido Hermano y Compañero, bien merecido, ahora Jefe del Estado Mayor General, y el Hermano y Compañero Marvin Corrales Rodríguez, ahora Inspector General del Ejército.

Que si bien es cierto el Ejército tiene una Estructura vertical y un Mando vertical, también ahí se practica el Principio de la Democracia, porque es a Propuesta del Consejo que hacemos estos Nombramientos, y es a Propuesta del Consejo que también nombramos al Jefe del Ejército, ¡fíjense bien!

Y hablando de Democracia, el Ejército acompañando las Elecciones en nuestro País que son tantas: Elecciones Nacionales para Presidente y Vicepresidente, [email protected] Nacionales, [email protected] Departamentales, [email protected] al Parlamento Centroamericano; las Elecciones Municipales, otro Momento, otro Esfuerzo Nacional, en los 153 Municipios de nuestro País; y luego, las Elecciones Regionales en la Región Autónoma del Caribe Norte y en la Región Autónoma del Caribe Sur.

Bueno, este año ya el Consejo Supremo Electoral arrancó el punto de partida de las Elecciones Municipales, y ustedes ya están participando de ese esfuerzo para apoyar, garantizar que este Proceso Electoral sea un Proceso Electoral en Paz, en Tranquilidad, y que se puedan llenar todas las demandas que tiene un Proceso Electoral, que parecieran simples, como es llevar las Boletas.

Pero lo difícil que es llevar las Boletas a lugares totalmente recónditos, donde no hay carreteras, donde hay que llegar en helicóptero, y si el tiempo está que no permite que pueda entrar el helicóptero, habrá que entrar por río. Es decir, tensionando todas las Fuerzas del Ejército, para garantizar que lleguen las Boletas; para garantizar después la transportación de las Urnas, y para garantizar Seguridad, y que el Pueblo, que los nicaragüenses puedan ir a votar con Seguridad, con Tranquilidad.

[email protected] [email protected] nicaragüenses, queridas Familias nicaragüenses, les decimos que estamos el día de hoy, esta tarde estamos reconociendo una vez más lo que es la Fortaleza del Ejército de Nicaragua, lo que es la Unidad del Ejército de Nicaragua, la Cohesión del Ejército de Nicaragua, que a la vez le da una gran Seguridad, una gran Estabilidad, una gran Cohesión al Pueblo de Nicaragua, a las Familias nicaragüenses, a la Nación entera.

Con sus diferentes Grupos Económicos, Sociales, Políticos, Ideológicos, Económicos, Religiosos, ahí está la gran Cohesión, la gran Unidad, y al frente de este esfuerzo el General Julio César Avilés Castillo... Felicidades, General y, ¡Vamos Adelante!

e-max.it: your social media marketing partner