Un hombre le quiso gastar una broma a su mujer mientras esta tomaba un baño, con cámara en mano se dispuso a grabar el momento pero jamás imagino que en el video quedaría la evidencia de algo más.

Un hombre le quiso gastar una broma a su mujermientras esta tomaba un baño, con cámara en mano se dispuso a grabar el momento pero jamás imagino que en el video quedaría la evidencia de algo más.

El hombre fue sigiloso y con pies de plomo para que su mujer no se diera cuenta de nada y así poder hacer la broma de forma exitosa. Cuando llegó al cuarto de baño empezó a decirle a su esposa: “cariño saluda a la cámara, vamos no seas tímida saluda”.

En un principio la mujer se molestó porque se encontraba bañando y no quería ser grabada, así que le gritó a su marido que parara, pero luego terminó riendo con la absurda broma de su esposo.

La mujer le dijo a su marido que estaba a punto de salir que por favor quitara la cámara, se apresuró a tomar una toalla y sin dejar que el hombre grabara más salió corriendo al dormitorio con la toalla envuelta en el cuerpo.

Entre  el hombre continuó grabando la graciosa huida de su mujer hasta que se percató que dentro de la regadera se seguía viendo algo, en voz alta preguntó “¿qué es esa sombra de la ducha?”, y sin dejar de grabar, se acercó a mover la cortina cuando vio que aparecía la silueta de una mujer que lo estaba observando.

Asustado el hombre abrió la cortina y no había nadie en la ducha. Hasta ahora el hecho no tiene respuesta pero la evidencia quedó guardada en el insólito video.

Fuente: El Blog

e-max.it: your social media marketing partner