Luego de una “breve y agresiva batalla contra el cáncer de pulmón”, falleció George A. Romero, uno de los directores más queridos por la cinefilia ligada a los géneros “menores” como el terror y el fantástico.

julio39 muere george romeroNacido en 1940 en el Bronx, Romero debutó a lo grande con La noche de los muertos vivos

Fue uno de los máximos referentes respecto de las historias de zombies (y con una incisiva mirada política decididamente contestataria), mucho antes de que series populares retomaran esa vertiente.

Nacido en 1940 en el Bronx, Romero debutó a lo grande con La noche de los muertos vivos (Night of the Living Dead), producida con poco más de 100.000 dólares y cuyos ingresos en la época superaron los 30 millones de dólares para luego convertirse en clásico de culto e inicio de una larga franquicia.

En la década de 1970, y luego de Hungry Wives y There’s Always Vanilla, filmó The Crazies (1973); Martin, el amante del terror (1978) y la también muy exitosa continuación El amanecer de los muertos (1978), que costó 650.000 dólares y recaudó 55 millones de dólares, para continuar en los ’80 con Knightriders (1981), otro suceso como Creepshow: El festín del terror (1982), otra secuela como El día de los muertos (1985) y Monerías diabólicas (1988).

Ya en los ’90 fue el turno de La mitad siniestra (1993), transposición de la novela de Stephen King con Timothy Hutton, Amy Madigan y Michael Rooker; y tres nuevas entregas apocalípticas y fantásticas como Tierra de los muertos (2005), que fue su último éxito; El diario de los muertos (2007); y su despedida con La reencarnación de los muertos (2009), un rotundo fracaso comercial.

En la actualidad se encontraba produciendo Road of the Dead, una película en la línea de Mad Max que de todas maneras no tenía pensado dirigir. Sus mejores épocas ya habían pasado, pero el amor de sus fans se mantuvo inalterable.

Fuente: Almas de Metal

e-max.it: your social media marketing partner