Este joven se ha convertido en una de las caras más reconocidas del cine para adulto, algunos le llaman el “hijo del pelón de Brazzers”.

La historia del joven que dejó la escuela para entrar al cine de adultosLa historia del joven que dejó la escuela para entrar al cine de adultos

¿La envidia de muchos? Ángel es un joven de 22 años que disfruta de una vida que nunca imaginó. A su corta edad se convirtió en un actor del mundo pornográfico y todo comenzó como jugando.

Si te pusieran delante a un grupo de mil personas y te preguntaran cuál de ellas trabaja en el mundo del cine para adultos, jamás, lo elegirías a él.
Es bien sabido que el sueño de muchos jóvenes es ser actor de la industria pornográfica, y no tanto por las citas en las escenas, sino también porque los ingresos que se obtienen son bien remunerados.

Por tal motivo Ángel o Jordi (como se le conoce en el mundo del porno), decidió aplicar para Brazzer, una de las mayores productoras de películas para adultos.

“Un día estaba viendo una de las páginas amateur que me gustaban y vi que ofrecían realizar un casting de prueba. Mandé un mail con fotos y me quedé con la boca abierta cuando me llamaron”, asegura.

Durante el casting, su miembro en erección superó los 20 centímetros, 24 horas después ya estaba filmando su primer trío.

“Estaba temblando, me daba mucha vergüenza quitarme la toalla al principio. Las diez primeras veces me moría de nervios, pero después, una vez metido en la escena, se me pasaba y empezaba a disfrutar”, afirma.

Cuando Ángel decidió salirse de la escuela e ir a hacer el casting no le dijo a nadie, ni siquiera a sus amigos, actualmente obtiene ingresos entre $600 y $1,600 dólares al día.

Canal 4 – Variedades

e-max.it: your social media marketing partner