Hay cosas que son importantes para poder afrontar el día y una de ellas depende de la calidad del sueño que tengas.

 ¿Por qué afecta tanto la luz? La importancia de dormir a oscuras

Estudios han revelado que a la hora de dormir lo más recomendable es tener las luces apagadas, evitar dejar la televisión encendida o cualquier otro tipo de luz que haya en la habitación.

¿Cómo nos afecta la luz?

La luz que se encuentra en la habitación, ya sea la del bombillo, televisor o cualquier otro aparato electrónico, llega a nuestros ojos dando la información equivocada al cerebro.

Pues bien, el hipotálamo o más concretamente el núcleo supraquiasmático, que es la parte del cerebro que se encarga de segregar la hormona del sueño, la melatonina, no empieza a actuar y por tanto todo el sueño se retrasa.

Cuando la luz se mantiene encendida durante toda la noche, las posibles repercusiones se incrementan, porque la luz hace que la hormona del sueño, la melatonina, se desequilibre.

Según un estudio se ha comprobado que cuando hay una luz abierta durante el sueño se producen más microdespertares, esto hace que sea más ligero y el organismo no se reinicie como se debe.

¿Qué es lo más recomendable?

Algunas de las recomendaciones que debes de tomar en cuenta a la hora de dormir son:

Dos horas antes de dormir se debe de evitar el uso de dispositivos electrónicos con exposición de luz. Además el ambiente debe de tener una luz cálida y tenue.

Lo más recomendable es dormir en oscuridad, no dejando la luz artificial o la televisión encendidos, si hay ventanas en la habitación lo ideal será bajar las persianas o cerrar las ventanas, o utilizar un antifaz en el caso de que no pueda evitarse la contaminación lumínica procedente de la calle.

¿Cuáles son las consecuencias de dormir con luz?

La exposición a la luz, como en general dormir mal de noche, tiene consecuencias sobre nuestro organismo.

Algunos de las consecuencias que se pueden presentar, son trastorno del ritmo circadiano, el reloj biológico, que nos regula a lo largo de las 24 horas del día, se desajusta, como cuando sufrimos una descompensación horaria de un viaje.

Otra de las consecuencias es que se puede sufrir de insomnio, como parte de las primeras consecuencias está el cansancio diurno y falta de atención. Si es un problema acumulativo, las consecuencias son múltiples.

Entre esos trastornos acumulativos, cabe destacar que las defensas se bajan, el cuerpo inmunitario se resiste y se corre el riesgo de sufrir una enfermedad infecciosa.

Además un reciente estudio revelo que se puede sufrir de diabetes, ya que el organismo presenta más dificultad para segregar insulina, lo que significa un mayor riesgo de tener un alto nivel de azúcar.

Es importante por eso cuidar el ambiente a la hora de dormir, para evitar que nuestro organismo presente enfermedades y poder tener afrontar bien nuestro día a día.

Darling Hernández – Canal 4 Viral

  • Recibe esta y otras noticias a través de nuestros grupos de WhatsApp; para suscribirte ingresa a este link http://bit.ly/2EpxLXq
e-max.it: your social media marketing partner