• Simple Item 1
  • 1

Managua amaneció de fiesta este primero de agosto. Como cada año fieles devotos de Santo Domingo de Guzmán llegaron desde muy temprano a la Parroquia Las Sierritas, para iniciar el recorrido por la capital de la imagen milagrosa.

Familias capitalinas inician fiestas patronales con la bajada de Santo Domingo de GuzmánFamilias capitalinas inician fiestas patronales con la bajada de Santo Domingo de Guzmán 

Bajo un ambiente de paz, tranquilidad y muy festivo, las familias acompañaron a la diminuta imagen junto a los cargadores, quienes hicieron su primer parada en La Hermita, donde bailaron al patrono de Managua.

Una de las promesantes dijo “muchos milagros me ha hecho Santo Domingo, desde salud, hasta darme un buen trabajo”. Otro manifestó, “mi abuelita pagaba promesa para que yo fuera sano y ahora aquí estoy pagándola por ella, porque gracias a su devoción fui sano”.

Esta tradición que ya tiene 133 años, reúne a cientos de promesantes que se dan cita cada primero de agosto, con el objetivo de pagar sus promesas y agradecer por los favores recibidos durante la bajada de Santo Domingo.

La Cruz del Paraíso es otra de las paradas de minguito, donde la algarabía aumenta y pone bailar desde el más chiquito hasta el más grande.

Movimiento del comercio familiar

Los comerciantes aprovechan esta fiesta para ofertar sus diferentes productos.

“Tengo sandilla, mamones, jocotes, la sandilla se vende bastante porque a la gente le da mucha sed”, dijo una de las comerciantes. “En estas fiestas se ponen buena las ventas, vendedor bastante”, destacó un vendedor de agua y de otras bebidas. “Vamos a vender todo, que la bendición sea para todos”, comentó otra vendedora.

El cacique mayor acompañó la procesión

Uno de los personajes más pintorescos de las fiestas patronales de Managua es el Cacique Mayor, quien deleitó con su simpatía a las familias.

“A mi pueblo de Nicaragua, fiel devoto de Santo Domingo aquí les vengo a bailar”, dijo Oscar Ruiz y seguidamente empezó a deleitar a las familias con su baile.

La procesión continuó hacia La Morita con los promesantes vestidos con trajes folclóricos, otros de indios, muchos se llenan el cuerpo de aceite y polvo hasta quedar negros, llamados los negritos, otros se untan de sustancia roja hasta parecer diablitos. Y no puede faltar la tradicional “vaquita” y los promesantes que van de rodillas, donde fueron recibidos con una revista cultural por la Alcaldía de Managua con una banda filarmónica.

Griselda Rivas del Departamento de Cultura la Alcaldía de Managua, expresó “aquí estamos acompañando al pueblo en esta tradición, esto es cultura, esto es alegría, esto es paz”.

El alegre recorrido se desarrolló con la presencia de la Policía Nacional que garantizó en todo momento la seguridad de las familias, además hubo presencia de varias unidades bomberiles para brindar primeros auxilios a quien lo necesitara.

El Comisionado Mayor Juan Valle Valle, Jefe de la brigada de Tránsito, Managua informó “aquí estamos resguardando a las familias, despejando las vías, para evitar accidentes de tránsito y todo continúe con esta alegría y paz".

Por la tarde la procesión de minguito continuó su recorrido hasta llegar a la iglesia que lleva su nombre en Managua.

Cristhian Carrión – Multinoticias

  • Recibe esta y otras noticias a través de nuestros grupos de WhatsApp; para suscribirte ingresa a este link http://bit.ly/2EpxLXq
e-max.it: your social media marketing partner