• Simple Item 1
  • 1

A 43 años del tránsito a la inmortalidad del Comandante Carlos Fonseca Amador, su hijo, Carlos Fonseca Terán, lo recuerda como el forjador de las ideas revolucionarias que consagró al Frente Sandinista como una vanguardia revolucionaria.

Carlos Fonseca Amador, terco y firme en su idea de luchar por la liberación de Nicaragua 

El proyecto de transformaciones sociales que se vive en este momento en Nicaragua, "no es más que la puesta en practica de las ideas revolucionarias que Carlos Fonseca inculcó en el pueblo nicaragüense a través del Frente Sandinista, en base a las cuales Carlos forjó al Frente Sandinista como una vanguardia revolucionaria", así lo explicó esta mañana en la Revista En Vivo con Alberto Mora, el compañero Carlos Fonseca Terán, hijo del padre de la Revolución Popular Sandinista.

Una vida de estudios, sacrificio y firmeza revolucionaria

Quienes lo conocieron dan testimonio de que era muy firme y terco en su idea de luchar para liberar Nicaragua de la dictadura de los Somoza, y hacer cambios profundos en el sistema, "no se trata de un cambio de hombre en el poder, sino de un cambio del sistema, el derrocamiento de las clases explotadoras y la victoria de las clases explotadas".

Carlos Fonseca Amador se caracterizó siempre por ser muy estudioso desde su juventud, fue el mejor alumno del Instituto Eliseo Picado de Matagalpa, fue un hombre apasionado por el estudio, sobre todo le apasionaba la historia "y era un dariano consumado, le apasionaba Darío, todo lo que se relacionaba con Rubén Darío, no había poema que no se supiera", detalló Terán sobre su padre, asegurando que tras caer en combate, la guardia somocista le encontró un libro sobre poemas de Darío y no una biblia, como lo dieron a conocer en su momento.

Pensamiento de trabajo unido y alianzas estratégicas

Así mismo, enfatizó en el hecho que el Comandante Carlos era del pensamiento de forjar una alianza que coincidiera con las ideas revolucionarias del Frente Sandinista.

"Se esmeró en dar una atención política a los intelectuales, a la par de eso hacía conciencia sobre la necesidad de sumar, de unir y buscar las coincidencias entre los diferentes sectores que pudieran coincidir en algunos objetivos y poder avanzar en eso. Promovió la política de unidad y alianza para conseguir las metas que nos planteamos como movimiento revolucionario", expresó.

La figura del Comandante Carlos continúa siendo un ejemplo de hermandad, de firmeza, terco e indeclinable en la lucha y convencido del triunfo.

Jorge Rojas - Multinoticias

  • Recibe esta y otras noticias a través de nuestros grupos de WhatsApp; para suscribirte ingresa a este link http://bit.ly/2EpxLXq
e-max.it: your social media marketing partner